China -mejor dicho, el Partido Comunista Chino-está comprando Europa

Lectura:4 Minutos, 20 Segundos

 Judith Bergman

FUENTE: https://es.gatestoneinstitute.org/18192/china-comprando-europa

China lleva más de una década haciéndose calladamente con compañías europeas de sectores estratégicos como el tecnológico y el energético. Pekín parece estar valiéndose de esos activos europeos para satisfacer la ambición del Partido Comunista Chino (PCC) de convertirse en una fuerza global tecnológicamente independiente de Occidente que pueda eventualmente suplantar a EEUU como superpotencia económica, política y militar.

China encubre sus adquisiciones europeas haciéndolas pasar por inversiones comerciales. Esconde a las compañías estatales implicadas bajo “capas superpuestas de propiedad, estructuras accionariales complejas y acuerdos ejecutados por subsidiarias europeas”, según Datenna. Al decir de esta empresa holandesa que monitoriza las inversiones chinas en Europa, de 650 inversiones chinas realizadas en los años 2010-2020, un impresionante 40% tenían “una moderada o elevada implicación de compañías estatales o controladas por el Estado”.

China lleva más de una década haciéndose calladamente con compañías europeas de sectores estratégicos como el tecnológico y el energético. Parece que no hay o que no se utilizan suficientemente sistemas eficaces de bloqueo de inversiones extranjeras por cuestiones relacionadas con la seguridad nacional. (Imagen: iStock).

Cuando los chinos se hicieron con el fabricante de drones italiano Alpi Aviation, la Fuerza Aérea transalpina ya había mostrado la importancia estratégica de dicha compañía empleando sus aparatos en Afganistán. En 2018, una empresa registrada en Hong Kong, Mars Technology, se hizo con el 75% de las acciones de Alpi. Las autoridades italianas no supieron nada de la operación hasta 2021, entonces abrieron una investigación y comprobaron que Mars Technology no era sino una empresa pantalla de dos compañías estatales del gigante asiático. Una de ellas era China Railway Rolling Stock Corp, el mayor suministrador mundial de material ferroviario. El propósito de la compra era la apropiación por parte del Estado chino de la tecnología de Alpi, que, al poco de completarse la venta, se empezó a transferir a China. “Es un caso de manual”, afirmó Jaap van Etten, director ejecutivo de Datenna. “Es la estrategia del Estado chino, implementada por el Gobierno chino”.

Más recientemente, los chinos tomaron Newport Wafer Fab, el mayor productor británico de semiconductores o microchips, fundamentales para la elaboración tanto de smartphones como de armamento sofisticado. En julio de 2021, Nexperia, aparentemente una compañía holandesa, adquirió Newport Wafer Fab. Pero resulta que Nexperia es propiedad de Wingtech Technology, empresa china estrechamente ligada al Estado chino. Según Datenna, el 30% de Wingtech Technology es propiedad de distintas entidades gubernamentales chinas. Pese a ello, el Gobierno británico no pareció comprender la amenaza. Pese a las protestas del secretario de Negocios británico, Kwasi Kwarteng, la venta salió adelante. Cuando el presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento británico, Tom Tugendhat, escribió que la compra china del fabricante de microchips británico provocaba “una notable preocupación económica y de seguridad nacional”, Kwarteng replicó que el acuerdo había sido “minuciosamente analizado”. Sólo después de ser sometido a una considerable presión convino el primer ministro, Boris Johnson, en que la venta de Newport se sometiera a revisión por razones de seguridad nacional.

Por qué está triunfando China

El Tribunal de Cuentas europeo, institución que supervisa las finanzas de la UE, ha constatado que es difícil hacerse una idea general de las inversiones chinas en la Unión por la falta de datos globales; al parecer, nadie está registrándolos.

Igualmente, parece que no hay o que no se utilizan suficientemente sistemas de bloqueo de inversiones extranjeras por cuestiones relacionadas con la seguridad nacional. Sólo 18 países europeos, entre ellos Alemania, Francia y España, han adoptado o actualizado mecanismos nacionales de supervisión de inversiones foráneas, pero al parecer no siempre se utilizan. Un ejemplo: desde 2012, Italia sólo ha recurrido a los suyos en cuatro ocasiones, dos de ellas en los últimos meses meses.

Según Datenna, el mecanismo de supervisión de España es “uno de los más estrictos de Europa”. Aun así, China se las ha apañado para abrirse un notable hueco en los sectores españoles energético y nuclear.

En 2020, dos compañías españolas, Empresarios Agrupados y Ghesa, que diseñan y construyen plantas nucleares, cayeron en manos de China Energy Construction Group Planning and Design, estrechamente vinculado, por medio de su matriz, China Energy Engineering Group, a la Comisión de Administración y Supervisión de Activos del Consejo de Estado (Casace), entidad gubernamental china. La Casace posee prácticamente el 100% de las acciones de China Energy Engineering Group. La adquisición de Empresarios Agrupados y Ghesa fue una de las mayores operaciones chinas en el ámbito de las compañías españolas de infraestructuras. Por otro lado, también en 2020, Reuters informó de que el gigante estatal China Three Gorges, especializado en infraestructuras y energía, había convenido en adquirir 13 plantas solares españolas.

Claramente, “los más estrictos marcos de supervisión” no frenan a China.

Lo que parece que Europa necesita urgentemente es una comprensión profunda de la amenaza que representa China, así como voluntad política para hacer frente a esa amenaza. Se necesita tomar acciones urgentemente para bloquear inversiones que sirvan en bandeja de plata activos estratégicos europeos a compañías estatales chinas, que el PCC utilizará entonces para avanzar en sus objetivos expansionistas.

Acerca del Redactor

La Voz

"La única plataforma de comunicación sin censura para la comunidad ibero-americana" https://www.voziberica.com
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Artículo anterior Lola, de Garzón, instruye una Causa General contra la Iglesia Católica de España
Siguiente publicación Acerca de la urgencia de una “cultura del logro”, del éxito, basada en el esfuerzo, en la capacidad, en el mérito…