LA CRISIS DEL CANAL DE SUEZ / LA GUERRA DE LOS SEIS DÍAS III (Parte)

Lectura:63 Minutos, 59 Segundos

Por David de Caixal : Historiador Militar. Director del Área de Seguridad y Defensa de INISEG.  Director del Máster de Historia Militar de INISEG / Universidad Pegaso. Director del Grupo de Investigación del CIIA (Centro Internacional de Investigación Avanzada en Seguridad y Defensa de INISEG-Universidad Pegaso. Membership in support of the AUSA (Association of the United States Army) Miembro asesor de la Sección de Derecho Militar y Seguridad del ICAM (Ilustre Colegio de Abogados de Madrid). Miembro del Grupo de Investigación de INISEG y “The University and Agency Partnership Program » (UAPP) proyecto universitario para la difusión de la Cultura de la Defensa de Estados Unidos.

Foto 1. 4X-FAC, Nord 2501 Noratlas de la Fuerza Aérea de Israel (cn 134 Ex. GAF 043), en Gatwick (1963).

Foto 2. Dassault Mirage III CJ, 101º Escuadrón, Fuerzas de Defensa de Israel, 190 / Fuente: https://soldadosyuniformes.wordpress.com/2009/11/25/dassault-mirage-iii/

Contra las fuerzas de Jordania en Csijordania, Israel desplegó unos 40.000 soldados y 200 tanques. Fuera de sus 25 brigadas, nueve fueron blindados, dos eran totalmente mecanizados y diez eran de infantería, algunos parcialmente mecanizados, así como sus brigadas de paracaidistas, que también actuaron como tropas de asalto de élite. Las brigadas fueron asignadas a seis ugdas, o grupos de trabajo de tamaño división, cuya composición varía de acuerdo con su misión asignada y el área geográfica. La dirección principal de ataque – el frente del Sinaí – dentro del Grupo Operativo “Sur” desplegado tres divisiones: 84 ª División Blindada (general Israel Tal[1]), 31 División de tanques (Abraham Yoffe[2]) y la 38 ª División Blindada (el general Ariel Sharon[3]). Las principales fuerzas agrupadas en la retaguardia Gaza- Al-Kusajma con la tarea de romper rápidamente al ejército egipcio. En la parte delantera del lado jordano fueron agrupadas cinco brigadas diseñados para simular una gran operación contra Jordania (Grupo Operativo “Centro”). En el frente sirio, tres brigadas de tareas defensivas (Grupo Operativo “Norte”). Desplegado fuerzas adicionales en la zona de Tel Aviv. Para defender el espacio aéreo de Israel sólo dispusieron de 12 aviones, y el resto estaban desplegados en los aeropuertos cercanos a la frontera con Egipto. Se utiliza aquí secciones de carreteras especialmente construidas (Field Airport) dispuestos desde Gaza a Haifa y todo el Néguev.

Dos brigadas fueron colocadas permanentemente cerca de Jerusalén como brigada de Jerusalén y la brigada mecanizada de Harel[4] (reserva), Brigada Paracaidista 55[5] de Mordechai Gur[6], la cual fue convocada desde la parte delantera del Sinai.

La décima brigada blindada Harel estaba destinada al norte de Cisjordania la unidad usó tanques Sherman en la lucha contra la Colina Radar, al norte de Jerusalén, y pasó a capturar la población de Ramallah. El comando norte israelí proporcionó una división (3 brigadas), liderada por el General Elad Peled[7], que fue colocado en el norte de Cisjordania, en el valle de Jezreel. La Estrategia principal de los ejércitos árabes recaía sobre los hombros del presidente egipcio Gamal Abdel Nasser y de su jefe de Estado Mayor Abdel Hakim Amer[8]. Sin embargo, vacilan y en mayo 1967 Gamal Abdel Nasser ordena cuatro cambios de planes operativos del ejército. Cualquier cambio de planes se asoció con un reordenamiento de ramas, grandes costes financieros, y sobre todo la pérdida de tiempo. En última instancia, Nasser adoptó el plan “Qahira” (“Victoria”), que proporcionaba la obtención rápida fortificaciones fronterizas israelíes desde la parte frontal, y luego detenerlos en batallas posicionales ofensivas mantenido a largo plazo, hasta llevar al oponente al agotamiento. En el caso de contraataque israelí, tenía que ser detenido en las profundidades de la península del Sinaí. Después de purgar las principales fuerzas de atacantes israelíes, los ejércitos árabes pasarían a operaciones ofensivas.

Foto 1. Emblema 35º Brigada Paracaidista.

Foto 2. Emblema de la 36ª División Acorazada israelí.

Foto 3. Emblema de la Brigada Nahal israelí.

Foto 4. Emblema de la Unidad de Reconocimiento del Estado Mayor General (Sayeret Matkal)

Foto 5. Emblema de la 900º Brigada Kfir israelí.

Foto 6. Emblema de la 188º Brigada Blindada israelí.

La Blitzkrieg Israelí: de la Segunda Guerra Mundial a la Guerra de los Seis Días.

Conocemos como BlitzKrieg (guerra relámpago) a la técnica bélica empleada (y muy efectivamente) por las fuerzas alemanas en los primeros compases de la II Guerra Mundial. Antes de analizar brevemente esta técnica, veremos cómo se llega a su desarrollo durante el periodo de entreguerras. Durante la Gran Guerra aparecieron como es sabido los carros de combate en un intento de romper el estancamiento del frente occidental. Aunque la guerra blindada estaba en pañales, los grandes carros de combate pronto fueron superados por nuevas doctrinas de carros más pequeños y más rápidos (relativamente, pues vehículos que rozaban los 10 km/ h son bastante lentos) con el surgimiento del primer carro de combate moderno, el célebre Renault FT 17[9]. Ingleses y alemanes copiarían la idea de un carro pequeño con el que lanzar ofensivas masivas, y serían los ingleses los que mejor la llevarían a la práctica durante sus últimas ofensivas sobre Alemania en el año 1918, donde una vez roto el frente, los carros ligeros Whippet[10] atacarían con gran velocidad las líneas alemanas seguidos de cerca por la caballería  (aunque algunos militares de la época como Fuller, unos de los grandes teóricos de la guerra mecanizada junto con Guderian y Liddell Hart, visionarios, ya hubiese preferido que esta explotación de la ruptura y posterior seguimiento de los carros rápidos fuese realizada por infantería en camiones)

Foto 1. Renault FT-17 del ejército de Estados Unidos, Francia septiembre de 1918 Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Renault_FT-17

Foto 2. Tanques Mark A Whippet del Ejército Imperial Japonés. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Tanque_Mark_A_Whippet

Tanto durante la Gran Guerra como en el convulso periodo de entreguerras se realizaron muchas operaciones con camiones y caballería por detrás del territorio enemigo que sirvieron de modelo a los teóricos de los nuevos tipos de guerra “rápida” combinando la infantería mecanizada, los blindados rápidos y la aviación. Guderian[11], Hart[12], Rommel[13] y un joven oficial desconocido llamado De Gaulle[14] se interesaron por el nuevo tipo de guerra, pero solo triunfaría entre los estados mayores alemanes y en menor medida en la mentalidad italiana y soviética, pues el resto de estados mayores estaban anquilosados en el pasado. Alemanes e italianos probarían sus doctrinas de BlitzKrieg y Guerra Celere durante el conflicto civil español de 1936 a 1939 y si bien los alemanes sacaron importantes conclusiones, los italianos no las extrajeron tan buenas y arrastraron problemas durante todo el posterior conflicto global (especialmente en movilidad y potencia de fuego). Los soviéticos también probaron su doctrina de jinetes de carro (carros rápidos que descargaban infantería tras las líneas enemigas) que fue un absoluto fracaso en Fuentes de Ebro (1937)[15]. Además durante las purgas stalinistas fueron ejecutados miles de oficiales, y nadie con dos dedos de frente estaba dispuesto a innovar y arriesgarse a ser ejecutado con lo que la doctrina soviética se quedó muy atrasada, anclada en tácticas de la Gran Guerra. Y llegamos así a los primeros años de la II Guerra Mundial. En Alemania, roto el Tratado de Versalles, y con ganas de innovar, han calado hondas las nuevas doctrinas tanto aéreas como mecanizadas en una doctrina llamada BlitzKrieg (guerra relámpago). Esta doctrina consiste en golpear duro y fuerte, quebrar las defensas enemigas y desparramar por la retaguardia enemiga multitud de carros de combate e infantes mecanizados, dejando tras los núcleos de resistencia que habrían de ser más adelante rendidos por la infantería convencional. Todo ello con un importante apoyo de la aviación, en que mientras los cazas mantenían el control aéreo, los cazabombarderos Stuka atacaban primeramente los aeródromos para una vez neutralizada esa amenaza atacar nudos de comunicación, columnas de tropas en auxilio del frente, etcétera.

Foto 1. Panzer III marchando hacia Voknavolok el 1 de julio de 1941. El Panzerkampfwagen III será el carro medio de uso normal en las divisiones Panzer cuando comience la Operación Barbarroja. Tenía un peso de 19 toneladas, podía alcanzar una velocidad de 40 km por hora, tenía una tripulación de cinco carristas, un blindaje máximo de 30 mm, un cañón de 50 mm y dos ametralladoras de 7,92 mm.    

Foto 2. Panzer IV, versión “D” en un ejercicio de entrenamiento (marzo de 1940). Al comienzo de la Operación Barbarroja, el Panzerkampfwagen IV ya estaba en desventaja frente al T-34 o el KV-1 soviéticos. Krupp-Grusonwerk AG fabricó un total de 248 PzKpfw Ausf. D. Tenía un peso de 23 toneladas, podía alcanzar una velocidad de 40 km por hora, tenía una tripulación de cinco carristas, un blindaje máximo de 30 mm, un cañón de 75 mm y dos ametralladoras de 7,92 mm. Al carro de esta fotografía, al igual que en modelos anteriores, le falta la caja para las pertenencias de la tripulación en la parte trasera de la torreta. Dicha torreta sería incorporada en el modelo Ausf. E Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Barbarroja

Los alemanes podrían en acción su blitzkrieg (obviando algunas intentonas en la Guerra civil española) en todo su esplendor en la invasión de Polonia. En efecto, en los primeros días Polonia se quedaba sin fuerza aérea, sus defensas eran rotas, las tropas de auxilio al frente eran bombardeadas cuando la Luftwafe ya se encontraba sin oposición y las unidades del frente se encontraban con infantería y carros de combate detrás de sus líneas cuando menos se lo esperaban. Polonia, que según los estadistas militares de la época deberían haber aguantado un año, no aguantó ni un mes. El siguiente país en sufrir la blitzkrieg en estado puro sería (pues en Noruega y Dinamarca la blitzkrieg fue diferente) Francia, que con un ejército mucho más poderoso, y apoyado por la BEF y los ejércitos holandés y belga, fue derrotada en poco más de un mes. Nuevamente las fuerzas aéreas alemanas neutralizaron rápidamente a sus oponentes, mientras que las columnas blindadas penetraban detrás de las líneas enemigas( fue célebre la 7ª División Blindada de Rommel[16], conocida como División Fantasma pues ni franceses ni alemanes sabían dónde estaba combatiendo dada su gran movilidad y audacia). Aún habría que esperar algo más de un año para que la blitzkrieg se mostrase en su máximo esplendor. En efecto, el 7 de julio de 1941, Alemania ataca la Unión Soviética (Operación Barbarroja) rompiendo el Pacto de No Agresión con la URSS. En los primeros días, la fuerza aérea rusa pierde miles de aviones, en su mayoría destruidos en el suelo, son millares los blindados destruidos, posiciones rebasadas por las divisiones panzer se rinden en bolsas de cientos de miles de hombres… solo la tenacidad del pueblo ruso y la ayuda del “General Invierno” pudo salvarles de la derrota ante Alemania. Habían experimentado la blitzkrieg en su máximo esplendor y tardarían años en recuperarse.

Antes de terminar esta introducción sobre la guerra relámpago, sin ser blitzkrieg propiamente dicha, merece la pena añadir unos apuntes de la guerra en el desierto pues las campañas del norte de África guardan (obviamente) muchas similitudes con las que se desarrollaran 25 años después en el Sinaí. Alemanes e ingleses (no así los italianos) comprendieron bien esta guerra de movimientos, en espacios muy bastos, donde se daban grandes batallas de carros, y sobre todo ataques a las columnas de suministros. Las tropas de la Commonwealth ya tenían la lección bien aprendida tras la Gran Guerra, y las acciones de sus SAS[17] y LRDG[18] en la retaguardia del Eje fueron un gran quebradero de cabeza. Sus rápidas y audaces misiones contra las líneas de suministros también guardan un cierto parecido con las misiones de flanqueo de muchas unidades israelíes en el Sinaí para atacar retaguardias y líneas de comunicación egipcias. Los conflictos árabe-israelíes. El conflicto árabe israelí se puede rastrear en el inicio de los tiempos, pero realmente, podemos empezar a rastrearlo, en época contemporánea, durante la Gran Guerra. Estando la zona durante siglos bajo control islámico, ya en la segunda mitad del siglo XIX se empieza a hablar de Jerusalén y alrededores como una buena zona donde crear una nación judía. Tomada Palestina por los británicos en el año 1917, la Declaración de Balfur de ese mismo año deja claras las intenciones aliadas de crear una patria judía en palestina, y durante el periodo de entreguerras hay una cierta emigración judía, sin ser masiva, siendo masiva tras la Segunda Guerra Mundial debido al sufrimiento que habían padecido los judíos por parte de los regímenes totalitarios. En el año 1947 se aprueba por las Naciones Unidas que una vez descolonizada la zona por Gran Bretaña Palestina sea dividida en una Patria Judía y una zona árabe. Desde ese día 30 de noviembre comenzarían una guerra tanto contra los británicos como contra los judíos que duraría hasta el 14 de mayo del año siguiente en que los británicos abandonarían el país. Durante varios meses la guerra se había ido recrudeciendo y palestinos y judíos habían ido comprando armas al extranjero (recién acabada la II Guerra Mundial el abastecimiento de armas era relativamente fácil) y forjando sus propios ejércitos.

El 15 de mayo terminaba el mandato Británico sobre Palestina y se marcharían dejando el país sumido en una guerra civil. Ya el día 14 Ben Gurion proclamaba el estado de Israel y acto seguido eran invadidos por prácticamente todos los países árabes. Las diversas fuerzas paramilitares israelíes se unen en las IDF y tratan de detener la marea que se les viene encima. Durante dos años de guerra (con varias treguas) no solo consiguen mantener su territorio, sino que lo amplían notablemente. Ambos bandos tendrán miles de muertos, y la región queda estabilizada en una tensa calma. Durante los años de calma, Israel sigue potenciando sus IDF, creando una sociedad militarizada con muchas tropas de elite sobre todo en su fuerza aérea y unidades blindadas, dejando un poco de lado su marina. Todos los hombres y mujeres del pequeño estado son reservistas que pueden ser llamados en cualquier momento para aumentar el número de tropas. Además, dado el escaso potencial demográfico del nuevo estado, se potencian aún más las unidades mecanizadas por un factor muy lógico, un batallón de carros de combate tiene una potencia de fuego infinitamente mayor con un número mucho menor de tropas que un batallón de infantería lo cual resulta interesante para un país tan pequeño. Israel adquiere centenares de carros de combate y otros vehículos blindados de EEUU, Gran Bretaña y Francia con los que crear sus fuerzas acorzadas.
La guerra estalló nuevamente tan solo 7 años después, cuando Al Nasser, el líder egipcio, con el que los israelíes tenían constantes refriegas fronterizas, decide nacionalizar el Canal de Suez así como bloquear los estrechos del Tirán, lo que deja aislada a Israel con el sudeste asiático. Gran Bretaña y Francia, potencias coloniales en decadencia que ven perder sus beneficios, pactan con Israel un ataque sobre Egipto para recuperar el canal. Israel ataca el Sinaí y llega hasta el canal, ante la sorpresa egipcia, mientras que los franco-británicos bombardean y despliegan tropas en Port Said. Esta guerra curiosamente duraría 6 días (29 octubre-5 de noviembre) e Israel ocuparía completamente el Sinaí y la Franja de Gaza. La mediación de la ONU llevaría a un alto al fuego de que Egipto saldría favorecida (a pesar de ser miliarmente derrotada) al conservar el canal y ser obligada Israel a devolver el Sinaí, que quedaría bajo mandato de la ONU. Francia y Gran Bretaña fueron las grandes derrotadas, al perder definitivamente su poder colonial y para a ser potencias de segundo orden, mientras que Israel se mostraba como una potencia militar muy a tener en cuenta en oriente próximo.

Foto 1. Merkava Mark IV en el Museo Yad La-Shiryon, Latrun. El Carro de combate Merkava Mk IV, La Espina Dorsal del Cuerpo de Blindados de Israel.

Foto 2. Magach 6 con blindaje reactivo en el Museo Yad La-Shiryon, Israel. La designación Magach, hace referencia a una serie de carros de combate utilizados por las Fuerzas de Defensa de Israel basados en los los M48 Patton y M60 Patton de origen estadounidense. Los Magach 1, 2, 3 y 5 están basados en el M48; mientras que los Magach 6 y 7 están basados en el M60. Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Magach

Día 1, 5 de junio: Operación Foco

La operación tuvo tres oleadas principales y varias oleadas menores durante los días siguientes a la operación, en las cuales las fuerzas israelíes destruyeron un total de 452 aviones, la mayoría de ellos en tierra. Esta operación dejó a la IAF con el control total sobre el cielo, pudiendo así asistir con mucha efectividad a las unidades de tierra de las Fuerzas de Defensa Israelíes (IDF). El increíble éxito de las operaciones se consiguió concentrando los ataques iniciales en la destrucción de las pistas de aterrizaje, dañándolas de forma que no fuesen fácilmente reparables. Con las pistas destruidas, los aviones de las bases aéreas no podían despegar, dejándolos desprotegidos a subsecuentes ataques, dejando a Israel con una gran superioridad aérea.

La primera ola de ataque aéreo israelí:

A las 19:50 cuatro Mirage atacaron la base egipcia Inshás, bombardearon la pista y posteriores pasadas sobre el terreno destruyeron 4-5 MiG-21. Tripulación: N°1 Ran Ronen (Mirage 58), Nº 2 Shlomo Egozy (Mirage 1932), N°. 3 Eliezer Prigat (Mirage 1920), Nº 4 Asher Snir (Mirage 43). A las 8:00 am cuatro Mirage atacaron la base egipcia al Oeste del Cairo, donde fueron lanzadas bombas de 500 kg en la pista destruyeron un bombardero (Tu-16 o IL-28), dos MiG-21 y dos MiG-17. Tripulación: N°1 Oded Sagi (Mirage 80), N° 2 Arnon Lapidot (Mirage 68), N° 3 Ilan Haití (Mirage 79), N° 4 Itamar Neuner (Mirage 1919). A las 8.55 am cuatro Mirage atacó nuevamente el Oeste del Cairo, donde bombardeó la pista 16/34 y luego, hicieron tres pasadas, donde los aviones dispararon detrás del edificio del aeropuerto. El N° 4 también llevó a cabo la documentación fotográfica de la base (imágenes bien conocidas del incendio de un bombardero Tu-16). En uno de los sobrevuelos fue alcanzado el N° 3 Reuven Rozen dañado en la parte posterior del depósito de combustible. Sin embargo, pudo aterrizar con seguridad en base Hatzor. Tripulación: Nº 1 Agassi Yaakov (Mirage 78), Nº 2 Omri Afek (Mirage 41), N° 3 Reuven Rozen (Mirage 83), Nº 4, Ehud Salah (Mirage 85).

La segunda ola de ataque aéreo israelí

Cuatro Mirage bombardearon la base egipcia de Abu Sueir y pases posteriores bombarderos destruyeron cuatro Il-28. El N° 2 debido a la conmutación errónea del sistema perdió sus misiles aire-aire Shafrir.
Tripulación: 1 Ran Ronen (Mirage 43) nº 2 Keinan Baruch (Mirage 1920), núm. 3 Eliezer Prigat (Mirage 58), Nº 4 Asher Snir (Mirage 32).

Cuatro Mirage atacaron la base egipcia El-Minja, bombardeando la pista de aterrizaje seis a ocho IL-14 fueron destruidos. Tripulación: 1 Oded Sagi (Mirage 79), nº2 Shlomo Egozy (Mirage 1919), núm. 3 Ilan Haití (Mirage 80), nº4 Itamar Neuner (Mirage 68). Un par de Mirage realizó vuelo de reconocimiento sobre la base egipcia Inshás, que llevaban documentación fotográfica. Tripulación: N°1 Moti Jeshurun (Mirage IIIBJ núm. 87), Nº 2 Uri YAR (Mirage IIICJ (R) No 85). A las 12:30 cuatro Mirage atacaron la base egipcia de Gardaka, destruyeron en tierra ocho helicópteros Mi-6 y cazas MiG-17. Durante el ataque, fueron interceptados por 23 cazas entre MiG-19 y MiG-21 egipcios. El capitán Ran Ronen entro en combate derribando dos MiG-19, y otros dos por el teniente Arnon Lapidot (en el momento voló el Mirage poco menos de seis meses). Otros cuatro MiGs se estrellaron al intentar aterrizar en la pista, el resto de los MiG se estrellaron después de agotar el combustible mientras intentaban volar hasta la base norte. Tripulación: N°1   Ran Ronen (Mirage 78), Nº 2 Arnon Lapidot (Mirage 1920), N°3 Reuven Rozen (Mirage 43), Nº 4 Baruch Keinan (Mirage 32). En un momento cuando la segunda oleada estaba en el aire, penetraron en el espacio aéreo israelí varios MiG-17 y MiG -21 sirios junto con Hawker Hunter Jordanos, intentando atacar varios objetivos en Israel. Dos Mirage III del escuadrón 119 interceptaron a los Hawker jordanos logrando derribar a uno.

La tercera ola de ataque aéreo israelí.

Cuatro Mirage atacaron la base Jordana de H-5 en Ammann (príncipe Hassan AB), con utilización de bombas de 500 kg bombardearon la pista 06/24 y el posterior bombardeo el suelo detrás de la aeronave y la torre de control. N°1 falla debido a una errónea interruptor de armas del sistema.
El objetivo inicial debía ser la base egipcia de Gardaka pero fue desviado hacia Amman. Tripulación: N°1 Avraham Salmón (Mirage 07), Nº 2 Omri Afek (Mirage 79), N° 3 Yaakov Agassi (Mirage 41), N°4 Menachem unlucky (Mirage 68).

Foto 1. Giora Epstein. Voló en junio de 1967 durante la Guerra de los Seis Días. A los 29 años de edad, gano su primera victoria aérea el 6 de junio de 1967, al mando de un caza Mirage III del Escuadrón 101 (también conocido como el primer escuadrón de caza) logra derribar a un caza Sukhoi Su-7 Egipcio.

Foto 2. Ran Ronen (Pekker): El Capitán Ran Ronen al mando del Escuadrón 119 (Mirage III) participantes de la primera ola de ataque contra el aeropuerto Hurghada y el tercer y cuarto ataque contra las bases en Jordania y Siria en consecuencia. Segundo día de la guerra, el escuadrón 119 participo principalmente en las misiones de combate contra cazas sirios y jordanos. Al Escuadrón 119 se le adjudica un total de 19 enemigos derribados en combate aéreo. Escuadrón también obtuvo número muy bajo de víctimas: sólo dos pilotos de Mirage fueron derribados. Durante el primer día de la guerra Operación Foco, el Capitán Ran Ronen al mando de un Mirage III derriba dos cazas MiG -19 egipcios en Gardaka.

Foto 3. Asher Snir: En la Guerra de los Seis Días voló con el escuadrón 119, en el primer día de la guerra, participó en la operación de Foco. Durante la cual derribo tres cazas. En el primer día de la guerra durante el ataque al aeropuerto Sirio T-4 Asher derriba un MiG-21 sirio con sus cañones de 30mm. El 9 de julio de 1967, Asher derriba dos cazas MiG-17 egipcios sobre el puente de Verden, en el Canal de Suez.

La cuarta ola de ataque aéreo israelí

Cuatro Mirage atacan la base Siria T-4, bombardearon la pista y en pasos posteriores destruyeron varios aviones en el suelo. La incursión fue agredida por dos sirios MiG-21, que fueron derribados por Giora Rom y Asher Snir. Debido a la baja del combustible Giora Rom debió volver a la Base de Ramat David. Tripulación: N°1 Karmi Eitan (Mirage 68) N° 2 Giora Rom (Mirage 43), Nº 3 Eliezer Prigat (Mirage 1920), Nº 4 Asher Snir (Mirage 32). El objetivo original era la base egipcia Inshás, pero justo antes de despegar el comandante Ran Ronen, recordó a la formación de refugios endurecidos, donde anunció un cambio de blancos a la base Siria T-4. 

Quinta ola de ataque aéreo israelí

Cuatro Mirage atacaron el aeropuerto internacional del Cairo, donde bombardeó la pista. Tripulación: N°1 Ran Ronen (Mirage 41), n º 2 Arnon Lapidot (Mirage 07), Nº 3 Ilan Haití (Mirage 58), n º 4 Itamar Neuner (Mirage 20). Unos minutos más tarde, otro par de Mirage había surgido en el aeropuerto internacional y dejó caer una bomba con una percusión retrasada. El objetivo era interrumpir las operaciones en el aeropuerto durante la noche. Tripulación: N°1 Moti Jeshurun (Mirage 79), N°2 Avraham Salmón (Mirage 78)

La guerra comenzó el 5 de junio, cuando Israel lanzó la Operación Foco, ideada entre otros por Ezer Weizman.​ Esta operación consistía en una serie de ataques a primera hora de la mañana contra las bases aéreas egipcias, para atrapar a los aviones egipcios en tierra a la vuelta de su tradicional primera ronda al amanecer, alrededor de las 8:00 de la mañana. Israel poseía una información extremadamente detallada de las bases egipcias que iba a atacar (llegó a disponer de una lista completa de todos los pilotos egipcios y su rango), así que la hora de ataque fue escogida para destruir el máximo número de aviones enemigos en tierra. La primera oleada atacó once bases, cogiendo a las escuadras egipcias desprevenidas y en tierra. Tras volver a Israel, verificar el estado físico de los pilotos y recargar combustible y municiones, en un lapso de tan solo siete minutos, la segunda oleada atacó catorce bases egipcias, volviendo con pérdidas mínimas. Esa segunda oleada, tras aterrizar en sus bases y volver a repostar, dio paso a una definitiva y demoledora tercera oleada de ataque, que selló, inapelablemente, la suerte de las fuerzas aéreas de Egipto, Siria y Jordania. En los diversos ataques israelíes durante la mañana del 5 de junio, Egipto perdió 286 de sus 420 aviones de combate, así como 13 de sus más importantes bases aéreas y 23 estaciones de radar. Israel, por el contrario, perdió solo 19 de sus 250 aviones de combate.​ Las graves pérdidas sufridas por los egipcios, tanto en aviones como en bases de lanzamiento de aviones, dieron a Israel ventaja en los combates aéreos durante toda la guerra, lo que explica en gran parte el favorable desarrollo del conflicto para el bando israelí. Pocos minutos después del comienzo de la Operación Foco, las fuerzas terrestres de Israel, divididas en 3 divisiones comandadas por Ariel Sharón, Abraham Yoffe e Israel Tal, invadieron la península del Sinaí defendida por 7 divisiones egipcias. Tal no encontró resistencia en el norte del Sinaí, y ocupó así la Franja de Gaza. Sin embargo, Sharon y Yoffe encontraron una fuerte resistencia por parte de las tropas del general Sa’di Nagib en Umm Qatef. En el frente central, Israel tenía la esperanza de que la participación de Jordania en la guerra sería solo testimonial y no llegaría a producirse una confrontación real; sin embargo, esta esperanza se vio defraudada cuando las tropas jordanas lanzaron, alrededor de las 11:15 de la mañana, una serie de bombardeos sobre la parte israelí de Jerusalén y un ataque sobre algunos de los principales edificios, entre ellos, la Casa de Gobierno. A las 12:30 del mismo día, la fuerza aérea israelí atacó a la jordana, atrapándola en tierra y destruyéndola en gran medida. En el frente norte, Siria usó su artillería ubicada en los Altos del Golán para bombardear los asentamientos israelíes de Galilea, mientras que la aviación israelí destruía más del 60 % de la fuerza aérea siria.

Foto 1. Soldados israelíes, frente a un caza egipcio abatido. Fuente: https://www.elindependiente.com/politica/2017/06/03/guerra-de-los-seis-dias/

Foto 2. Antes de convertirse en el primer ministro de Israel, Itzjak Rabin fue el Jefe de Estado Mayor de las FDI. Rabin, de pie con un piloto de helicóptero y una soldado de la Fuerza Aérea, en una posición en una de las islas Bardavil durante una gira por la península del Sinaí. Fuente: https://www.idf.il/es/minisites/guerras-y-operaciones/6-fotos-que-nunca-has-visto-de-la-guerra-de-los-seis-d%C3%ADas/

Para incrementar aún más los problemas defensivos egipcios, el mariscal Ali Amer, comandante de las fuerzas de la R.A.U., y el jefe de la aviación Mahmud Sikiy, se dirigían desde el Cairo hacia el Sinaí para supervisar las fuerzas, y por ello las baterías de artillería antiaérea habían recibido la orden de no disparar bajo ningún concepto, con lo que en los primeros momentos de confusión la aviación israelí no recibió fuego defensivo terrestre. También se bombardearon sin apenas oposición al tardar en abrir fuego la artillería antiaérea ni poder despegar los cazas, las pistas exceptuando las del Sinaí( no se arrojaron artefactos explosivos en los aeródromos del Sinaí, que los israelíes pensaba capturar para ser usados por sus propios aviones ) usando tanto bombas convencionales como un tipo de bomba perforante que habían desarrollado para destrozar las pistas de aterrizaje, que se clavaban en el hormigón y que además de la explosión inicial, contaban con una espoleta retardada que provocaba una segunda explosión minutos después, cuando ya las tropas de tierra intentaban reparar a gran velocidad los desperfectos para intentar hacer despegar los aviones propios supervivientes maximizando los daños. Como vemos, con una audaz maniobra, en poco más de 3 horas, las fuerzas aéreas israelíes habían conseguido una total superioridad aérea sobre los cielos del Sinaí. Los escasos cazas egipcios supervivientes se encentrarían en gran desventaja durante toda la campaña (numérica, pero también operacional al no tener apenas pistas desde las que operar). En el primer golpe, la fuerza aérea israelí casi había ganado la guerra. Fue tal la magnitud del ataque, que los árabes comenzaron a decir que se había realizado con apoyo de aviones americanos y británicos, lo que ponía en peligro la neutralidad soviética al ver como centenares de aviones y carros suministrados por ellos a la RAU eran destruidos, pero la diplomacia consiguió parar lo que podía ser un conato de conflicto entre las superpotencias. Pocos minutos después de que los primeros cazabombarderos atacasen, las 3 columnas blindadas israelíes cruzaban la frontera. La dirigida por Tal no encontraba apenas oposición y tomaba sin problemas la Franja de Gaza, mientras que las de Ariel Sharon y Yoffe eran frenadas por una enconada resistencia egipcia. A pesar de su gran preparación, en este primer día las pérdidas israelíes fueron las mayores, pues sabían que no se podían detener y que tenían que romper el frente como fuera. Unas horas después, a las 11 de la mañana, Jordania, envalentonada por las falsas noticias difundidas por los egipcios de que están aplastando a las israelíes, ataca Israel, defendida solo por reservistas sin apenas cobertura aérea tomando diversas zonas de Jerusalén y bombardeando los asentamientos judíos. Pero a las 12.30 de la mañana Israel daba otro golpe de gracia al lanzar un ataque con solo 8 aviones y sorprender a la escasa fuerza aérea jordana reabasteciéndose tras bombardear Israel y la destruye (18 aviones de una veintena larga) mientras casi a la vez la fuerza aérea siria era destruida en tierra por tan solo 16 aviones israelíes pues Siria había entrado en guerra bombardeando los asentamientos israelíes con su artillería asentada en los Altos del Golán, pero no realizando ninguna maniobra ofensiva.

Foto 1.Hasan el-Qusri: Teniente egipcio Hasan el-Qusri participó en la defensa del aeródromo de Inshas al mando de un caza MiG-21FL, durante los ataques israelíes del 5 de junio de 1967, se le reconocieron el derribo de un avión israelí, antes de quedarse sin combustible logra ser rescatado cerca de la costa.

Foto 2. Sami Fuad: La novena Brigada Aérea con base en Inshas, era el hogar de un número significativo de cazas MiG-21. El piloto egipcio Sami Fuad logra despegar y atacar al enemigo durante el asalto israelí de 5 de junio de 1967, y se le acreditada dañar un atacante, debido a la gran confusión causado por los ataques israelíes, la nave de Sami Fuad es confundida con un atacante y es derribado por un misil antiaéreo lanzado desde un sistema SA-2 egipcio.

Foto 3. Nabil Shoukry: fue uno de los pocos pilotos egipcios al mando de un MiG-21 en disparar y realmente derribar un avión enemigo Mirage IIIC, el 5 de junio de 1967 durante el ataca a Inshas, se muestra aquí mucho más tarde en su carrera, el avión derribado estaba piloteado por el Capitán israelí Yair Neuman que no logro ejectarse.

Número de aviones destruido por el tipo de aeronave

  • Aeronave de combate
    • 148 Mikoyan-Gurevich MiG-21 ‘Fishbeds’ (104 de Egipto; 32 de Siria, 12 de Irak)
    • 29 Mikoyan-Gurevich MiG-19 ‘agricultores’ (todos de Egipto)
    • 112 Mikoyan-Gurevich MiG-17 ‘Frescos’ (94 de Egipto; 16 de Siria, dos de Irak)
    • 14 Sukhoi Su-7 ” de los ajustadores (todos de Egipto)
    • 27 Hawker Hunters (21 desde el Jordán; cinco de Irak; uno de Líbano)
  • Bombardero
    • 31 Tupolev Tu-16 ” tejones (30 de Egipto; uno de Irak)
    • 31 Ilyushin Il-28 ” beagles (27 de Egipto, dos de Siria, dos de Irak)
  • Aviones de transporte
    • 32 Ilyushin Il-14 ” cajas (30 de Egipto; dos de Siria)
    • 8 Antonov An-12 ‘Cachorros’ (todos de Egipto)
    • otros 4 (dos C-27 transportes medianas sirios, y dos C-27 de las de Egipto)
  • Helicópteros de transporte
    • 10 Mil Mi-6 ‘Hooks’ (ocho de Egipto; dos de Siria)
    • 6 Mil Mi-4 ‘perros’ (dos de Egipto; cuatro de Siria)

Número de aviones destruido por país

  • Egipto aviones 338:
  • Siria aviones 61:
  • Jordan aviones 29:
  • Irak : 23 aviones
  • Líbano : 1 aviones
  • Israel perdió 19 aviones en la operación.

Día 2, 6 de junio: Captura de Um Qatef y Gaza, cerco de Jerusalén

En la mañana del 6 de junio, las divisiones de Sharon y Tal conquistaron Umm Qatef y El-Arish, mientras que Yoffe avanzó por el centro de la península del Sinaí en una carrera por ocupar los principales pasos antes que las tropas egipcias y lograr así su captura. En Gaza, por el contrario, tras cruentos combates que provocaron la mitad de las bajas israelíes en todo el frente sur, los principales centros de mando egipcios se rindieron, permitiendo a Israel ocupar totalmente la Franja. La guerra alcanzó ese día también a las tropas de tierra de Israel en el frente central, que ocuparon Latrún, Ramala y Yenín, a la vez que se completaba el cerco de Jerusalén y las unidades de paracaidistas se preparaban para el asalto al centro histórico, la Ciudad Vieja. Las fuerzas aéreas israelíes realizaron ataques contra la base iraquí H-3, probablemente la última esperanza jordana de recibir cobertura aérea para el resto de la guerra. En el norte, Siria continuó con sus ataques contra los núcleos israelíes, pero se negó a enviar tropas en auxilio de Jordania.

El ataque frontal de carros contra una línea fortificada estaba resultando, obviamente un suicidio y Sharon decidieron que su fuerza de infantería intentase tomar por el flanco la posición, y “metió su brigada en autobuses civiles y les hizo avanzar todo lo que les permitió su tracción a dos ruedas hasta que los vehículos quedaron atascados en la arena”. Mientras, intentó que su batallón paracaidista atacase por atrás la posición descendiendo en helicóptero, pero ni siquiera pudieran subirse en estos por el nutrido fuego egipcio de mortero. Así que entre tanta táctica innovadora, Sharon hizo avanzar a sus paracaidistas contra las trincheras egipcias tras una nutrida barrera artillera, recordando las tácticas de la Gran Guerra. Tomadas las trincheras, el frente estaba roto y los carros podían avanzar, pero pronto se toparon con una gran concentración de carros enemigos con los que entablaron batalla. La superioridad de las fuerzas blindadas israelís, con mejores tropas y mejores carros, era evidente. Para las 4 de la “tarde habían sido destruidos unos 40 carros de la R.A.U. con la perdida de solo dos de Israel” y los egipcios emprendieron la retirada, llegando a un embotellamiento donde sus vehículos fueron destruidos por la aviación israelita. Las fotos de estas carreteras llenas de vehículos carbonizados recuerdan a las largas hileras de vehículos rusos abandonados en las cunetas durante la operación Barbarroja. En el frente central, la Legión Árabe comienza a ser rechazada y las tropas israelitas siguen avanzando cada vez más hacia Jerusalén, enardecidos con la posible toma de su ciudad santa. “La primera brigada de refuerzos iraquíes que iba a reemplazar a la Legión Árabe en el valle del Jordán había sido localizada por la aviación de Israel […] y bombardeada hasta el aniquilamiento”. Los sirios tampoco atacaban, y las 3 nuevas brigadas enviadas por Irak, visto como marchaban los acontecimientos, fueron nuevamente retiradas. Jordania, con su Legión Árabe, estaba sola invadiendo Israel. A las 10 de la noche del martes el monarca Jordano daría la orden de que sus tropas se retirasen a la línea del rio Jordán y el miércoles acatar el alto al fuego decretado por la ONU, que de nada serviría pues los judíos estaban haciendo caso omiso para acabar de conquistar para ellos Jerusalén. Mientras en el frente sirio, la artillería machaca varios asentamientos agrícolas y posteriormente la infantería ataca para ser contenida por la milicia local y ser totalmente rechazada con la aparición de varios aviones israelíes. Como veremos más adelante ni las tropas ni los mandos del supuestamente poderoso ejército sirio tenían apenas preparación y su papel en la guerra sería totalmente penoso.

El comandante israelí Motta Gur y su brigada observan la Ciudad Vieja de Jerusalén desde el mirador del Monte de los Olivos, en el este de la ciudad, el 7 de junio de 1967. Fuente: GPO ISRAEL / REUTERS

Día 3, 7 de junio: Captura de Jerusalén

Con la captura de Sharm el-Sheij el 7 de junio por parte de unidades de la marina y de paracaidistas, Israel logró reabrir los estrechos de Tirán, e inmediatamente declaró un estatuto de agua internacional de libre paso para los barcos mercantes. Al mismo tiempo, las tres divisiones israelíes del frente sur apresuraron su marcha, y llegaron a alcanzar el canal de Suez. Al acabar el día, toda la península del Sinaí —excepto parte de la costa occidental— estaba bajo control israelí. En el frente central se produjo uno de los hechos más significativos de toda la guerra, cuando la brigada de paracaidistas del general Mordechai “Mota” Gur ocupó la ciudad vieja de Jerusalén, incluyendo el Monte del Templo o Explanada de las Mezquitas. Asimismo, las divisiones israelíesen Cisjordania ocuparon Nablús y Hebrón, entre otras ciudades, llegando incluso a cruzar el río Jordán Pero los hechos más importantes de la guerra se dan en el frente central, donde el avance israelí por la Ciudad Vieja de Jerusalén es cada vez mayor. Por la tarde tropas paracaidistas (actuando como infantería convencional) consiguen llegar combatiendo difícilmente por las callejuelas donde los carros de combate son masacrados por armas antitanque, hasta el Muro de las Lamentaciones, donde el rabino jefe del ejército israelí, el brigadier general Shlomo Goren, realizó una rápida ceremonia. Los cansados paracaidistas se encontraban ante una gran victoria espiritual pero muchos aun morirían bajo las balas perdidas pues los jordanos todavía conservaban posiciones en las partes altas de la ciudad.

Aquí las técnicas bélicas no fueron muy acertadas, y es muy criticable el hecho de combatir con carros de combate en una ciudad, y más con un casco antiguo tan complicado como es Jerusalén. Resulta sorprendente que cayesen en esta “trampa táctica” los israelíes, y solo es explicable por las grandes ansias que tenían de conquistar la ciudad sagrada. Jerusalén fue una batalla sangrienta en que se combatía casa por casa, habitación por habitación y solo la llegada de tropas de elite como eran los paracaidistas, y el hecho de que la Legión Árabe estuviese desmoronándose en otros frentes puede explicar su caída. Mientras, en el resto de zonas de combate contra Jordania siguen obteniendo ganancias territoriales, y las tropas jordanas se retiran a la margen oriental del rio Jordán incapaces de aguantar el empuje israelí

Día 4, 8 de junio: Ataque contra el Liberty, propuesta de tregua

El 8 de junio no se produjeron combates de importancia en ningún frente, destacando sólo la ocupación de algunas pequeñas localidades en Cisjordania y el Sinaí. Sin embargo, debido probablemente a un error de identificación, las fuerzas aéreas y navales de Israel atacaron el barco estadounidense Liberty, lo que provocó 34 muertos y 173 heridos. Las 13 comisiones oficiales de investigación (10 en Estados Unidos y 3 en Israel) han concluido que el ataque se debió a un error israelí, que presumiblemente lo confundió con un buque egipcio. Aun así, hay muchas indagaciones sobre la verdadera intención del ataque por parte de los propios militares involucrados en el incidente,​  así como otras teorías sobre la intencionalidad del ataque, como encubrir la ejecución de prisioneros de guerra egipcios por parte de Israel u ocultar los planes de invasión de los Altos del Golán. El 8 de junio se realizó una propuesta de tregua que fue aceptada por Egipto pero no por Siria, lo que llevó a Israel a lanzar la campaña contra Siria de los días 9 y 10 de junio. A partir de este día, casi no hay actividad en los frentes sur y central de la guerra.

Soldados israelíes dan de beber a un compañero en la Guerra de los Seis Días, en 1967. Fuente: REUTERS

A las 10 de la noche del martes se daría la orden de que las tropas se retirasen a la línea del rio Jordán y el miércoles acatar el alto al fuego decretado por la ONU, que de nada servirían pues los judíos estaban haciendo caso omiso para acabar de conquistar para ellos Jerusalén Aun así ha de hacerse notar que en Jordania, las pérdidas de carros son muy superiores a las que venían teniendo los israelíes a lo largo de la guerra lo que demuestra que las tropas más entrenadas estaban atacando al enemigo más poderoso, Egipto, y que el entrenamiento de las tropas que atacaron Jordania (reservistas) y la calidad de los carros (Shermans) no era tanto como el de sus compañeros. No pudieron vencer hasta que tuvieron apoyo aéreo. Sin duda, junto al alto al fuego que trataremos más adelante, la acción más importante del día, y una de las más conflictivas de la guerra, fue el ataque al USS Liberty por parte de la aviación y unidades navales israelís. Hay muchas dudas en torno a esta acción, y probablemente no se sabrá toda la verdad hasta dentro de años cuando se desclasifiquen archivos israelíes, pero la acción estuvo a punto de desembocar en acontecimientos mayores. Resumiendo, pues esta acción no es ninguna maravilla militarmente hablando, el Liberty era un buque radar de la armada estadounidense que se encontraba en aguas internacionales, aunque demasiado cerca de las aguas del conflicto. Probablemente nunca se sabrá que hacia un buque espía en unas aguas tan “agitadas”.

La cuestión es que el buque fue avistado por aviones israelíes y fue confundido con un buque egipcio y se autorizó el ataque. Varios cazas estuvieron unos interminables minutos atacando el indefenso barco en el que se contabilizaron más de 800 impactos de cañón de 30 mm mientras que lanchas torpederas de la marina israelí se aproximaban para rematar el buque. Las lanchas avisaron al mando israelí de que el buque llevaba numerales “occidentales” y entonces comenzaron los nervios, mandándose abortar toda operación, pues las naves egipcias rara vez llevaban leyendas que no estuviesen escritas en cúfico. El temor a haber atacado un buque soviético era terrible, pues la Unión Soviética estaba mediando para la obtención de una paz, y estaban bastante descontentos con la gran cantidad de material de origen soviético destruido. Cuando consiguieron identificar el buque, los mandos israelíes por una parte respiraron pues no habían atacado a la superpotencia “enemiga” pero también observaron con horror como habían atacado y causado 34 muertos y 174 heridos a un buque aliado. Obviamente, los EEUU, siguiendo sus tradiciones, no tomaron represalias contra Israel, simplemente aceptaron sus disculpas. Este incidente fue uno de los más oscuros de la guerra. Como ya se ha comentado la diplomacia internacional lanzo una propuesta de tregua que no fue aceptada por Israel, que veía como podía obtener importantes ganancias territoriales, en este caso en Siria, mientras que los países árabes si la aceptaban.

Día 5, 9 de junio: Altos del Golán

Los falsos informes que emitía Egipto acerca de una aplastante victoria sobre el ejército israelí​  y las previsiones de que la artillería egipcia pronto tendría a su alcance Tel Aviv influyeron en la disposición de Siria para entrar en la guerra. El ejército sirio comenzó a bombardear y llevar a cabo ataques aéreos en el norte de Israel. En cuanto la Fuerza Aérea Israelí completó su misión en Egipto, se dedicó a destruir a la sorprendida Fuerza Aérea de Siria. Así fue como Siria descubrió que las noticias que había oído de Egipto acerca de la supuesta destrucción casi total del ejército israelí eran evidentemente falsas.​ Durante la noche del 9 de junio, los ataques aéreos israelíes destruyeron las dos terceras partes de la Fuerza Aérea de Siria, y obligaron a la tercera parte restante a retirarse a bases alejadas del frente, lo que impidió que participase en ninguna otra operación subsiguiente de la guerra. Una amplia ofensiva siria fracasó rápidamente. Entre los varios problemas con los que se encontró Siria estaba el de que sus tanques eran demasiado grandes para atravesar los puentes; por esta causa varios tanques sirios se hundieron en el río Jordán al intentar cruzarlo. La falta de comunicaciones por radio entre los tanques y las unidades de infantería llevó a que estas ignorasen la orden de avanzar. Un informe del ejército sirio posterior a la guerra llegó a la siguiente conclusión: «Nuestras fuerzas no pasaron a la ofensiva, ya sea porque no llegaron, porque no estaban del todo preparadas o porque no podían encontrar refugio de los aviones del enemigo. Los reservistas no pudieron resistir los ataques aéreos; una vez dispersos, su moral se hundió».​ Asumiendo sus elevadas pérdidas, el ejército sirio emprendió la retirada la noche del 9 de junio. El mando sirio abandonó la esperanza en el éxito de un ataque terrestre, y en su lugar comenzó un intenso bombardeo de las ciudades y de los civiles israelíes del valle de Jule. El ejército sirio se componía de unos setenta y cinco mil hombres agrupados en nueve brigadas, con el apoyo de una adecuada cantidad de artillería y blindados. Las fuerzas israelíes que se utilizaron en los combates constaban de dos brigadas (una blindada conducida por Albert Mandler, y la Brigada Golani) en la parte norte del frente, en Givat HaEm, y otras dos en el centro. Una de las ventajas que Israel poseía era la excelente labor de espionaje realizada para el Mosad por Eli Cohen[19] (quien fue capturado y ejecutado en Siria en 1965) en relación con el despliegue sirio. Siria había construido extensas fortificaciones defensivas de hasta quince kilómetros de anchura,​  comparables a la Línea Maginot francesa[20]. Sin embargo, las fuerzas sirias se mostraron incapaces de presentar una defensa eficaz, en gran parte porque los oficiales eran mediocres y maltrataban a sus soldados. A menudo los oficiales se retiraban para escapar del peligro, abandonando a sus hombres y dejándolos desconcertados e inoperantes. En la noche del 9 de junio, las cuatro brigadas israelíes habían quebrado las defensas de la meseta. Al día siguiente, el 10 de junio, los grupos del centro y norte se unieron en un movimiento de pinza en la meseta, pero se encontraron con el territorio abandonado tras la huida de las fuerzas sirias. Varias unidades fueron reunidas por Elad Peled para subir al Golán desde el sur, para encontrar las posiciones enemigas prácticamente abandonadas. Durante el día, las unidades israelíes se detuvieron después de la obtención del campo de maniobra entre sus posiciones y una línea de colinas volcánicas en el oeste. En algunos lugares, las tropas israelíes avanzaron después de un acuerdo sobre un cese al fuego para ocupar posiciones estratégicas.​ Hacia el este, el terreno se presenta como una suave llanura en pendiente. Esta posición se convirtió en la línea de cese del fuego conocida como la «Línea Roja».

En Egipto, Nasser decidió abandonar su cargo, y la multitud e incluso políticos de otros países le hicieron reconsiderarlo, pues era un líder muy apreciado, uno de los más importantes líderes de la Tercera vía. Tanto egipcio como Jordania y Siria, había perdido un gran porcentaje de sus tropas y la mayoría de sus carros de combate y aviones y no estaban para nada preparados para una nueva guerra. Más dañinos aun fueron los daños territoriales y económicos. Egipto perdía el Sinaí y con ello sus importantes campos petrolíferos. El canal de Suez se hallaba bloqueado por buques hundidos y tardaría un tiempo en estar nuevamente operativo y como consecuencia de la guerra el turismo había disminuido radicalmente. Egipto además de perder su prestigio internacional, gran parte de su moderno ejército y toda la península del Sinaí, había perdido sus principales fuentes de ingresos. En similar situación se encontraba Jordania, lo mejor de su Legión Árabe había sido destruido, pero además las pérdidas territoriales le habían hecho perder una importante fuente de ingresos y por el contrario ahora contaba con decenas de miles de refugiados palestinos en su territorio. Siria había perdido los Altos del Golán y su ejército había sido destrozado. Para los demás países árabes inmersos en la guerra (Líbano, Arabia Saudí, Kuwait e Irak) las perdidas territoriales obviamente no habían existido, limitándose a perder parte de las tropas enviadas a la zona del conflicto. Argelia y Libia habían ofrecido apoyo, pero no enviaron tropas. Arabia Saudí envió tropas a Jordania, pero no llegaron a combatir y no sufrieron bajas. Para Israel, la gran vencedora de la guerra, esta supuso un gran prestigio internacional, de cómo su pequeño y profesional ejército había podido destrozar a los masivos ejércitos árabes. Había conseguido lo que quería, que no era el prestigio sino evitar que les atacasen. Había conseguido el Sinaí, los altos del Golán y sobre todo Jerusalén, la Ciudad Santa, lo cual era una gran victoria espiritual. Pero también se encontraba con una gran masa hostil de cientos de miles de árabes viviendo en su territorio que dará, hasta la actualidad, grandes conflictos contra los israelíes. El resentimiento del mundo árabe y la conquista de territorio daría nuevamente una guerra en el año 1973, la guerra del Yon Kim Pur que nuevamente finalizaría con victoria de israelí. Desde entonces la zona sigue desestabilizada y es una fuente de conflictos

Día 6, 10 de junio

Ante la retirada de las tropas sirias, las divisiones israelíes pudieron avanzar en todo el frente, y llegaron a ocupar la importante ciudad de Quneitra, y con el camino expedito hacia Damasco. Sin embargo, ante la inmensa presión diplomática, Israel aceptó un alto al fuego sugerido por el Consejo de Seguridad, con lo que terminó así la guerra.

Consecuencias de la guerra

Israel finalizó la guerra de los Seis Días habiendo aumentado su territorio considerablemente, con la incorporación de los Altos del Golán, Cisjordania (incluyendo Jerusalén Oriental), la Franja de Gaza y la península del Sinaí. Desde el punto de vista militar, tras dos décadas de fragilidad estratégica, Israel obtuvo por primera vez en su historia profundidad territorial, que le concedería capacidad defensiva para mantener la artillería árabe lejos de las ciudades israelíes y evitar en adelante la obligación de realizar ataques preventivos ante cada amenaza, con el coste que ello supone a efectos de opinión pública. La situación dio por tanto un vuelco geoestratégico y ahora eran las capitales árabes (Amán, Damasco y El Cairo) las que quedaban al alcance de cualquier incursión rápida del Tzahal. Además de la expansión territorial y del «colchón» defensivo, Israel demostró en el plano psicológico a sus vecinos árabes su capacidad militar y su voluntad para utilizarla. Pese a la euforia inicial, en el plano político la situación no fue tan favorable a Israel y la guerra envenenó aún más el conflicto árabe-israelí. Los territorios conquistados fueron ofrecidos por Israel a cambio de una paz duradera, pero la oferta fue rechazada por los Estados árabes.​ Israel se convirtió entonces en potencia ocupante y permanente de una población árabe muy hostil, lo cual estimuló el nacionalismo palestino, se crearon nuevas amenazas internas en los territorios ocupados y se alejó toda perspectiva de una solución negociada a corto plazo.

Hubo otro efecto político muy importante y es el hecho de que el conflicto árabe-israelí quedó plenamente encajado en los esquemas de la Guerra Fría: la URSS, junto al bloque socialista, rompió relaciones diplomáticas con Israel, el cual se convirtió a los ojos de una buena parte de la opinión pública internacional en agresor y potencia ocupante, lo cual perjudicó gravemente su prestigio de pequeño país en lucha por su supervivencia. Comenzó entonces un importante rechazo internacional ilustrado por las muchas resoluciones contrarias a Israel en la ONU. Para algunos autores, ​ sin embargo, dicha respuesta internacional ha desembocado en la idealización y justificación incondicional de las acciones de sus enemigos, incluidos aquellos que practicaban el terrorismo, auspiciando el nacimiento de una nueva judeofobia, esta vez de cuño ideológico y centrado en el Estado judío. Se suele coincidir en dos consecuencias fundamentales de la guerra de los Seis Días y de toda la campaña diplomática posterior, que fueron:

1. Un giro en la percepción de Israel, que hasta entonces gozaba de la simpatía de la izquierda no comunista y en general de la opinión pública occidental.

2. El surgimiento de un «nuevo antisemitismo» (o «nueva judeofobia») en Occidente, esta vez de raíz ideológica («no racista») invocando el «antisionismo» y el odio a Israel.

3. Los países árabes se reunieron en Sudán y firmaron la resolución de Jartum. La derrota sufrida por Egipto, Siria y Jordania fue considerada humillante en esos países, que acusaron de intervenir a Estados Unidos y al Reino Unido, considerados supuestamente ajenos al conflicto o neutrales, para justificar el éxito de la operación Foco israelí.​ La derrota militar de Egipto y Siria produjo un gran malestar en el mundo árabe, lo que llevó a mantener los años siguientes una guerra de desgaste con Israel y, finalmente, a un ataque conjunto egipcio-sirio en la guerra del Yom Kipur que no alteró el mapa geopolítico establecido tras la guerra de los Seis Días. Israel ofreció la paz de forma oficial ante la ONU el 8 de octubre de 1968, proponiendo volver a las líneas del armisticio de 1949 con un Estatus Especial para Jerusalén (Ciudad Unificada y Abierta), lo que desecha de plano la teoría de una guerra de expansión. La propuesta israelí era de 9 puntos. Finalmente, Israel devolvió el Sinaí a Egipto como parte de los acuerdos de paz de Camp David en 1978, más o menos al mismo tiempo que concedía la ciudadanía israelí a los habitantes de Jerusalén Este y de los Altos del Golán, cuyos territorios se incorporaron administrativamente a Israel, si bien solo Jerusalén Este ha sido ‘legalmente’ anexionada. En agosto de 2005, Israel evacuó todos los asentamientos de la Franja de Gaza para ceder su control a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), siguiendo su plan de retirada unilateral israelí. Algunos análisis consideran que la victoria de Israel y su conquista de nuevos territorios terminó con el optimismo anti-colonialista surgido en esa misma década a partir de las independencias de países africanos del dominio europeo; de igual forma determina el cambio de postura de Francia (bajo el mando de De Gaulle), antiguo aliado y proveedor de armas de Israel, quien a partir de este momento despliega una política favorable a las naciones árabes de la región.


[1] Israel ‘Talik’ Tal, (n. 1924 – 8 de septiembre de 2010), fue un General de las Fuerzas de Defensa de Israel siendo un referente de la guerra moderna por su profundo conocimiento sobre la guerra acorazada. Tal era un brillante táctico y como comandante de la división armada él implantó sus tácticas militares con éxito y logró importantes victorias. Tal fue Comandante de Brigada durante la Guerra del Sinaí, Comandante de la división acorazada en la Península del Sinaí durante la Guerra de los Seis Días, y Comandante del frente meridional durante las etapas finales de la Guerra de Yom Kipur. El General Israel Tal condujo un equipo para desarrollar un tanque con características únicas, y gracias a su trabajo, en 1970 comenzó el desarrollo del tanque blindado israelí Merkava. Israel Tal se considera entre los cinco comandantes más importantes de la historia y su cuadro está en el Museo de Caballería y Blindados Patton en el Muro de los Mayores Comandantes de División Blindada junto con Moshe Peled (también israelí), los estadounidenses George S. Patton y Creighton Abrams y el mariscal de campo alemán Erwin Rommel.

[2] Avraham Yoffe, born 25 October 1913, died 11 April 1983) was an Israel general during the Six-Day War. He later entered politics, and served as a member of the Knesset for Likud between 1974 and 1977.

[3] Ariel Sharón (conocido popularmente por su apodo ‘Árik’; Kfar Malal, Mandato británico de Palestina, 26 de febrero de 1928 – Ramat Gan, Israel, 11 de enero de 2014) fue un militar y político israelí. Como estadista fue el 11°. primer ministro del Estado de Israel. Sharón fue comandante en las Fuerzas de Defensa de Israel desde su creación en 1948, como oficial paracaidista. Tuvo una prominente participación en la Guerra de Independencia de Israel, convirtiéndose en comandante de pelotón de la Brigada Alexandroni. Fue pieza fundamental en la creación de la Unidad 101 para las Operaciones de represalia en respuesta a los constantes ataques de los fedayines. También tuvo una destacada participación en la Guerra del Sinaí, la Guerra de los Seis Días, la Guerra de Desgaste y la Guerra de Yom Kippur. Ariel Sharon fue considerado el mejor comandante de campo en la historia de Israel y uno de sus más grandes estrategas militares.​ Después de la Batalla de Abu-Ageila en la península del Sinaí durante la Guerra de los Seis Días y el cerco del Tercer Ejército egipcio en la Guerra de Yom Kippur, la opinión pública israelí lo apodó como “El rey de Israel” Luego de su retirada del ejército, comenzó su carrera política, ocupó varios puestos ministeriales en los gobiernos del partido Likud de 1977 a 1992 y de 1996 a 1999. Se convirtió en líder del Likud en el año 2000 y fue Primer ministro de Israel del 2001 al 2006.

[4] Brigada Harel, es una es una brigada de reserva de las Fuerzas de Defensa de Israel. Esta formación fue creada inicialmente en 1948 como una división del Palmaj. Está formada por tres batallones. Esta unidad de infantería fue dirigida por Yitzhak Rabin. Rabin fue nombrado comandante el 15 de abril de 1948.​ La Brigada Harel fue desplegada en la zona de Jerusalén durante la Guerra árabe-israelí de 1948, jugando un papel crítico en la lucha dentro y alrededor de la ciudad, incluyendo la Operation Nachshon. Más tarde participó en la Crisis de Suez en 1956, en la Guerra de los Seis Días en 1967 y en la Guerra de Yom Kippur en 1973.

[5] La 55a Brigada de Paracaidistas, también conocida como la “punta de la lanza” (Utzbat Hod Ha-Hanit), es una brigada de infantería de reserva de servicio en las Fuerzas de Defensa de Israel. Está subordinada a la 98ª División de Paracaidistas. Fue re-designado como la Brigada de Paracaidistas 247a a partir 1969-2006. La brigada es un unidad paracaidista, dentro de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) que a lo largo de los años ha participado en una serie de operaciones de las FDI, incluyendo la Batalla de Colina de las Municiones durante la Guerra de los Seis Días, Operación Abirey-Halev durante el Yom Kipur, la guerra del Líbano de 1982 y la guerra del Líbano de 2006. La 55a es famoso especialmente por ser la primera brigada israelí en la ciudad vieja de Jerusalén en 1967 y el primero en cruzar el Canal de Suez en 1973

[6] Mordechai “Motta” Gur (Jerusalén, 6 de mayo de 1930 – 16 de julio de 1995) fue un militar y político israelí. Llegó a teniente general del ejército israelí, Jefe de Estado Mayor, diputado y Ministro. Como jefe de la 55. Brigada de Paracaidistas (Reserva), Mordekhay Gur lideró los primeros soldados israelíes que entraron en la Ciudad Vieja de Jerusalén durante la Guerra de los Seis Días por la Puerta de los Leones y primero en llegar al Muro de las Lamentaciones. Las imágenes de los paracaidistas llorando ante el Muro, y la voz de Gur gritando por la radio militar “¡La colina del Templo está en nuestras manos!” se convirtió en uno de los símbolos más impactantes de la guerra para la opinión pública israelí. En 1992 fue nombrado viceministro de defensa, cargo que ostentó hasta su muerte. Enfermo de un cáncer terminal, se suicidó de un disparo en la cabeza el 16 de julio de 1995, a los 65 años

[7] Elad Peled (born 1927) is a former Israeli general. Elad Peled commanded the 36th Division, which operated in the West Bank during the Six-Day War. In the 1948 Arab–Israeli War he was a squad commander in the Yiftach Brigade. He was also later involved in the Yom Kippur War. After retirement, he obtained the position of Director General of the Ministry of Education and Culture.

[8] Abdel Hakim Amer, nacido el 11 de diciembre de 1919 y fallecido el 14 de septiembre de 1967, fue un militar egipcio. Fue una de las principales figuras del ejército egipcio durante los años centrales del siglo XX, pues participó en la Guerra árabe-israelí de 1948, la Revolución egipcia de 1952, la Guerra del Sinaí, la Guerra Civil de Yemen del Norte y guerra de los Seis Días. Además, en 1964 fue condecorado como héroe de la Unión Soviética. No obstante, su carrera se truncó repentinamente cuando en agosto de 1967 fue detenido junto a otros cargos militares y dos ministros, todos acusados de planear un Golpe de Estado contra Gamal Abdel Nasser.​ El 14 de septiembre se anunció su muerte, sobre la cual hay versiones distintas ofrecidas por el ejército y por otras fuentes.

[9] El Renault FT-17 es el carro de combate francés más conocido de la Gran Guerra (o Primera Guerra Mundial), y que estuvo en servicio en el ejército francés desde finales de la Primera Guerra Mundial, e incluso fue usado hasta finales de la Segunda Guerra Mundial por el ejército alemán como vehículo policial en toda Europa ocupada. Fue el primer tanque con forma moderna, es decir, una torreta con el armamento principal sobre el casco acorazado y movido por orugas. Ello llevó a ser altamente imitado por diferentes potencias. Según el experto Steven Zaloga , debe ser considerado como el primer tanque moderno

[10] El Mark A Whippet fue un tanque medio británico de la Primera Guerra Mundial. Iba a complementar a los más lentos tanques pesados británicos al emplear su relativa movilidad y velocidad para explotar cualquier debilidad de las líneas enemigas. El Whippet fue posiblemente el tanque británico más exitoso de la Primera Guerra Mundial, responsable de más bajas alemanas que cualquier otro tanque británico de la guerra.​ Los Whippet tomaron parte en varias acciones de posguerra del Ejército británico, especialmente en Irlanda y el norte de Rusia.

[11] Heinz Wilhelm Guderian (Kulm, entonces Prusia Occidental, actualmente Chelmno, Polonia; 17 de junio de 1888 – Schwangau, Baviera, Alemania Occidental; 14 de mayo de 1954) fue un militar alemán, coronel general (generaloberst) de la Wehrmacht y Jefe del Estado Mayor General del Ejército, considerado uno de los mayores genios militares del siglo XX y conocido por ser uno de los principales impulsores del concepto de la moderna guerra relámpago, artífice de la mecanización del arma de caballería blindada de los alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Su trabajo fue fundamental en el desarrollo de carros blindados en las dos guerras mundiales, destacando ampliamente los Panzer II, III, IV y en especial el Panther, algunos de los más eficaces de la Segunda Guerra Mundial y entre los más innovadores de la historia. Guderian fue uno de los artífices de la optimización de las comunicaciones por radio del arma blindada.1​Sus ideas estaban muy influidas por los teóricos John Fuller y Liddell Hart y por el militar soviético Mariscal Mijaíl Tujachevsky. Durante la invasión de la Unión Soviética fue conocido como uno de los generales más eficaces y activos del frente del Este y era apodado como Schneller Heinz («Heinz el Rápido»)

[12] Basil Henry Liddell Hart (París, el 31 de octubre de 1895 – Marlow (Gran Bretaña) – el 29 de enero de 1970) fue un historiador militar, escritor y periodista británico. Destacó igualmente por sus aportaciones en el campo teórico del uso militar en la guerra del carro de combate (Guerra acorazada) en los años 20 y 30, cuando el Arma Blindada era todavía una novedad en los campos de batalla. Sus estudios estuvieron en la base de las elaboraciones por parte de la Reichswehr y la Wehrmacht de la doctrina de la blitzkrieg que permitió al Tercer Reich alcanzar la superioridad durante las primeras fases de la Segunda Guerra Mundial en Europa.

[13] Erwin Johannes Eugen Rommel (Heidenheim an der Brenz, 15 de noviembre de 1891-Ulm, 14 de octubre de 1944) fue un general y estratega militar alemán. Popularmente apodado El Zorro del Desierto, sirvió como mariscal de campo en la Wehrmacht de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

[14] Charles André Joseph Marie de Gaulle, (Lille, Francia; 22 de noviembre de 1890-Colombey-les-Deux-Églises, 9 de noviembre de 1970) fue un general y estadista francés que dirigió la resistencia francesa contra la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial y presidió el Gobierno Provisional de la República Francesa de 1944 a 1946 para restablecer la democracia en Francia. Fue una figura predominante en Francia durante la Guerra Fría, además de ser promotor de la reconciliación franco-alemana y una de las figuras influyentes en la historia del proceso de construcción de la Unión Europea, lo cual hacen que su pensamiento continúe influyendo en la política de su nación. En 1958, abandonó su retiro de la política tras haber sido nombrado primer ministro por el presidente René Coty. Su principal obra como presidente del gobierno fue la promulgación de una nueva constitución, la cual dio paso a la Quinta República una vez que esta se aprobó mediante un referéndum. Ese mismo año fue elegido presidente y fue reelecto en dicho cargo en 1965 al cual renunció en 1969.

[15] La batalla de Fuentes de Ebro en la Guerra Civil Española fue un pequeño enfrentamiento en términos del número de tropas que participaron, pero el experimento táctico que se desarrolló en ella la hace merecedora de mayor interés del que se le ha dado hasta ahora. En un intento por superar la falta de cooperación entre los tanques y la infantería que había caracterizado sus operaciones anteriores, los republicanos, literalmente montaron un batallón de infantería sobre los tanques que les apoyaban: un presagio de las tácticas soviéticas en la Segunda Guerra Mundial.

[16] La 7ª División Panzer, fue una unidad blindada del Heer formada el 18 de octubre de 1939 de la denominada 2.ª División Ligera, que participó en la Batalla de Francia. El General Erwin Rommel estuvo al mando de la división, apodada y popularmente conocida como la “División Fantasma” por su velocidad e independencia de movimientos, que llevaban a que el enemigo y el Alto Mando Alemán tuvieran dificultades en establecer su verdadera ubicación en el frente de batalla. Después de prestar servicios en Francia, la división actuó principalmente en el Frente Oriental y terminó sus días en la defensa de Alemania. Se rindió al Ejército británico al noroeste de Berlín en 1945.

[17] El Servicio Aéreo Especial, más conocido por sus siglas SAS, es un cuerpo de ejército de fuerzas especiales del Ejército Británico. Formado por tres regimientos, sus funciones en tiempo de guerra son las operaciones especiales, y en tiempo de paz, principalmente el contraterrorismo, fundada por el teniente coronel Archibald David Stirling junto con el soldado irlándes Robert Blair Mayne y el teniente indio Jock Lewes. Junto con el Servicio de Botes Especial (SBS), el Regimiento de Reconocimiento Especial (SRR) y, a partir de 2006, el Grupo de Apoyo de Fuerzas Especiales (SFSG), integran las Fuerzas Especiales del Reino Unido (UKSF). El regimiento ha servido como modelo para la creación de las fuerzas especiales de muchos países del mundo. Aunque el SAS tiene su origen en la Segunda Guerra Mundial, se dio a conocer fuera del ámbito militar como una de las más respetadas unidades de élite del mundo tras la exitosa Operación Nimrod de 1980, cuando asaltaron a mano armada la Embajada de Irán en Londres para rescatar a los rehenes.

[18] El Grupo del Desierto de Largo Alcance (Long Range Desert GroupLRDG)​  fue una unidad del ejército de tierra británico de la Segunda Guerra Mundial. El major Ralph A. Bagnold lo fundó en Egipto a continuación de la declaración de guerra de Italia en junio de 1940, asistido por los capitanes Clayton y Shaw, bajo el mando del entonces general Archibald Wavell. El LDRG estaba especializado en reconocimiento motorizado, obtención de inteligencia y navegación terrestre por el desierto. Fue disuelto al terminar la guerra. Wavell lo apodó el Mosquito Army (ejército de mosquitos), mientras que los miembros del SAS se referían a él como el Libyan Desert Taxi Service (servicio de taxis del desierto libio). Durante las campañas norteafricanas en Libia y Egipto, de 1940 a 1943, el LDRG operó continuamente a cientos de kilómetros detrás de las líneas enemigas. Aunque sus funciones principal eran el reconocimiento y la obtención de inteligencia, algunas unidades o patrols (patrullas) del grupo llegaron a realizar operaciones de ataque más incisivas, la más famosa de las cuales fue el ataque al poblado y aeródromo de Barca (Libia) en la noche del 13 de septiembre de 1942 (Operación Hyacinth, Operación Jacinto). El mariscal Rommel llegaría a decir: «El LRDG nos causó más daños que cualquier otra unidad de su tamaño»

[19] Eli Cohen (Alejandría, Egipto, 26 de diciembre de 1924 – Damasco, Siria, 18 de mayo de 1965) fue un célebre espía israelí. Eli Cohen fue reconocido como uno de los más exitosos espías de los tiempos modernos. Nacido en Alejandría, Egipto, de padres judíos sirios de Alepo, contribuyó a actividades proisraelíes en su país en los años 50, pero la parte más importante de su carrera comenzó cuando fue reclutado por la inteligencia militar israelí en 1960. Se le dotó de una identidad falsa como un árabe sirio que volvía a Siria tras vivir en Argentina. Para establecer su coartada, Cohen se fue a Argentina en 1961 y al año siguiente se mudó a Damasco. Durante los siguientes años, usando el apodo de Kamel Amin Tsa’abet (pronunciado habitualmente como Sa’bet o Tha’bet), Cohen se ganó la confianza de varios militares sirios y oficiales del gobierno, y envió mensajes de inteligencia a Israel por radio, cartas secretas y, ocasionalmente, visitando Israel en persona.

Su logro más famoso fue su viaje a las fortificaciones sirias de los Altos del Golán. En 1964 su control fue transferido al Mossad como parte de la reorganización llevada a cabo en los sistemas de inteligencia israelíes. En enero de 1965 fue hallado in fraganti por expertos soviéticos enviando mensajes de radio y por este hecho fue condenado por espionaje. A pesar de los esfuerzos internacionales para que Siria cambiase la sentencia de muerte, incluso del Papa Pablo VI,  ​acabó siendo ahorcado públicamente en la plaza de Marje de Damasco. Su cuerpo se mantuvo colgado durante 6 horas, con un cartel en el que se describían sus “crímenes” y su “servicio al enemigo”. Al día de hoy, Siria rechaza devolver los restos de Eli Cohen a su familia para un entierro en Israel

[20] La línea Maginot fue una muralla fortificada y de defensa construida por Francia a lo largo de su frontera con Alemania e Italia, después del fin de la Primera Guerra Mundial. El término «línea Maginot» se usa indistintamente para referirse al sistema completo de fortificaciones, o exclusivamente para referirse a las defensas contra Alemania, en cuyo caso las defensas contra Italia suelen llamarse línea Alpina. Frente a ella se hallaba la línea fortificada alemana conocida como línea Sigfrido.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Artículo anterior LA CRISIS DEL CANAL DE SUEZ / LA GUERRA DE LOS SEIS DÍAS II (Parte)
Siguiente publicación 7 Steps Leaders Can Take to Stop Making Women Choose Between Family and Career