O un nuevo 2 de mayo o la tiranía

Lectura:2 Minutos, 23 Segundos

Roberto Centeno

Releyendo los Episodios Nacionales del insigne Benito Pérez Galdós, me he quedado asombrado por el paralelismo entre la situación política actual de nuestra Nación, amenazada con la mas brutal de las tiranías por un gobierno de traidores y enemigos de España, y la situación creada en Mayo de 1808 por Napoleón y los increíblemente cobardes Reyes de España, la clase dirigente y la jerarquía eclesiástica, que habían hecho dejación absoluta de sus obligaciones mas sagradas para con su Patria.

Galdós relata el inicio del levantamiento del pueblo de Madrid el 2 de Mayo contra los franceses, a través de una conversación entre el protagonista de los Episodios, Gabriel, y un amolador que aunque analfabeto tenía un sentido común y un patriotismo realmente extraordinarios. La conversación sobre la situación de España tiene un asombroso paralelismo sobre el desgraciado momento en que vivimos. Sin mas que sustituir “franceses” como  fue el caso entonces, por “enemigos de España” como es el caso hoy. Juzguen Uds mismos.

“¿ Te gusta que te manden los enemigos de España – pregunta el amolador – te digan haz esto o lo otro y que España no sea España, que nosotros no somos españoles sino como los enemigos de España quieren que seamos?”.

“¿Cómo me va a gustar tamaño despropósito?, pero eso es pura fantasía. Los enemigos de España no nos han de mandar, nuestro Rey cualquiera que sea no lo consentiría”, le responde Gabriel.

“No tenemos Rey”.

“Pero aquí tenemos tropas que no lo consentirán”.

“El Rey les ha mandado que sean amigos de los enemigos de España”.

“Pero son españoles, y no obedecerán esa barbaridad, porque dime: si los enemigos de España nos quieren mandar ¿es posible que un español de los que viste uniforme lo consienta?. Eso no se puede tolerar, me hace temblar de cólera. Si las cosas van como dices, tu y todos los demás españoles que tengan vergüenza se levantaran contra ellos, en lugar de meterse en sus casas y echarse a llorar”.

El dos de mayo de 1808 en Madrid.jpg

Y Galdós concluye, “el sentimiento patrio no hace milagros sino cuando es una condensación colosal, una unidad sin discrepancias de ningun género, y por tanto una fuerza irresistible. El arma mas poderosa es la conciencia nacional, y el sentimiento que da mas cohesión. El patriotismo”. Y pone en boca de una mujer maldiciendo a un importante personaje político que  no quiere luchar y es partidario de negociar y que ataca a los patriotas que están luchando contra los enemigos de España: “cobardón, calzonazos, corazón de albondiguilla, traidor”.

Galdós no lo sabia, pero estaba describiendo perfectamente a Casado, ese miserable que se autodenomina “líder de la oposición”, que es sin la menor sombra de duda 200 años después, el personaje así maldecido entonces: un cobarde, un  calzonazos, un corazón de albondiguilla y un traidor. Maldita sea todos estos antiespañoles, sus secuaces y quienes les votan. 

Acerca del Redactor

La Voz

"La única plataforma de comunicación sin censura para la comunidad ibero-americana" https://www.voziberica.com
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Artículo anterior Disonancia cognitiva: el procedimiento mediante el cual se engaña al gente a sí misma… el autoengaño
Siguiente publicación El Patriotismo del militar.