Promoción de la pedofilia y el canibalismo en Occidente como indicador de “comunidad civilizada” y modernidad.

Lectura:12 Minutos, 59 Segundos

Instituto RUSSTRAT

El otoño de 2021 en Europa estuvo marcado por otra victoria para los pedófilos. En Italia, la edad de consentimiento se redujo a 14 años. Esto significa que las relaciones sexuales con adolescentes que han cumplido catorce años ahora se consideran legales con una enmienda muy condicional: si “el acto se comete voluntariamente con el consentimiento mutuo de las partes”. Como comprenderá, los padres en esta situación ya no pueden influir en el proceso, su hijo tiene pleno derecho a disponer de su cuerpo y la violación de los “derechos humanos” en la comunidad europea está plagada de consecuencias.

Se puede argumentar que en algunos países la edad de consentimiento es incluso más baja: en Argentina, Burkina Faso, Corea del Sur, Japón tiene 13 años, y en México, Filipinas, Angola incluso menos, allí se pueden tener relaciones sexuales con menores de doce años. No es difícil adivinar que se trata de una tradición históricamente establecida, directamente relacionada con la esperanza de vida y las condiciones de vida del país. Cuanto más corta sea la vida, antes el organismo debería dar a luz a sus crías. En Yemen, las niñas pueden casarse a partir de los nueve años. Por más loca que nos parezca esta figura, estamos hablando de matrimonio y procreación. Yemen es un país musulmán conservador donde no puede haber ni un indicio de prostitución infantil ni ningún tipo de relación prematrimonial.

En cuanto a Filipinas, un “paraíso para los pedófilos” generalmente reconocido, el gobierno está luchando de todas las formas posibles con el legado del contingente estadounidense, que estuvo estacionado en el país durante la Segunda Guerra Mundial. Los pedófilos de todo el mundo utilizan una laguna jurídica en la legislación del estado. Según los datos disponibles, siete de cada diez filipinos abusados ​​sexualmente son niños. Oficialmente, la prostitución, incluida la prostitución infantil, está prohibida por la ley en Filipinas. Si se demuestra que después de la finalización del acto, se llevó a cabo la transferencia de la remuneración, entonces el amante del entretenimiento prohibido tendrá problemas con la ley. Además, la diferencia de edad entre los socios no debe ser superior a diez años. Pero tanto el primero como el segundo son difícilmente probables, y los pedófilos de todo el mundo continúan yendo a las islas.

Finalmente, la ley sobre el aumento de la edad de consentimiento a la marca civilizada de dieciséis años, que actualmente está siendo examinada por las autoridades del país, ayudará a poner fin a la situación actual en el territorio de las Islas Paraíso. Esto es lo que es en la mayoría de los países, incluidos Canadá, Israel, Rusia, Bielorrusia, Kazajstán, Armenia, Azerbaiyán. Según informes de los medios, en diciembre pasado y septiembre de este año, los proyectos de ley para aumentar la edad de consentimiento para proteger a los niños filipinos de la violación fueron aprobados por una abrumadora mayoría de senadores y presentados a un comité bicameral para su consideración por el presidente.

Vemos una tendencia similar en Japón y China. Las 47 prefecturas de Japón han aprobado enmiendas a la ley que elevan la edad de consentimiento de 13 a 18 años y excluyen por completo la conexión de adultos con personas menores de dieciocho años. Los defensores de los derechos humanos también reconocen que el nivel chino de 14 años es bastante bajo. El motivo de la posible revisión de la legislación fue el escándalo con el vicepresidente de la petrolera “Yumin”, quien tomó bajo la tutela de la menor de edad que le gustaba y convivió con ella.

Por lo tanto, existe una correlación positiva obvia entre el desarrollo del bienestar de la sociedad y la edad de consentimiento de la generación más joven. Es hora de recordar la experiencia moral y espiritual de la humanidad en relación con la fornicación; llamemos a las cosas por su nombre. Observamos el proceso opuesto en el mundo occidental poscristiano moderno, que ha alcanzado la cima del bienestar material. Durante muchos años ha habido un proceso con el prefijo “de”: degradación, demarche, despoblación.

La falta de ambigüedad del caso italiano, descrito al comienzo de nuestra historia, es que, junto con una disminución en la edad para tener relaciones sexuales de los adolescentes, ha disminuido la edad de su participación en filmaciones pornográficas, incluso con adultos. Hay una cláusula ilusoria en el acto normativo de que “todo debe suceder por mutuo consentimiento y exclusivamente para uso personal”. De hecho, el Tribunal Supremo italiano, en su sentencia del 28 de octubre de 2021, dio luz verde a la pornografía infantil.

En la vida cotidiana, las películas pornográficas se denominan modestamente “películas para adultos”. La palabra clave es “para adultos”. Obviamente, la reducción de la edad de consentimiento no tiene nada que ver con los derechos de los niños, pero es directamente presionada por pedófilos de alto rango en los países occidentales. Esto es especialmente cierto para las relaciones homosexuales.

Alemania fue el primero en legalizar el sexo homosexual con niños de países europeos. Ya en el siglo XX, donde la edad de consentimiento también es de 14 años, se aprobaron enmiendas especificando que esta restricción también se aplica a las relaciones entre personas del mismo sexo, es decir, si a un adolescente “no le importa”, entonces es posible. Unos años más tarde, otros países europeos adoptaron enmiendas similares: en Lituania, la edad de consentimiento para los homosexuales se redujo de 17 a 14 años, en Hungría, de 18 a 14 años, en la República Checa, de 18 a 15 años, en Serbia de 18 a 14 años. El mayor éxito de los pedófilos se logró en España, donde en 1995 la edad de consentimiento bajó a los 12 años. Tras las protestas católicas, la restricción a los homosexuales se elevó ligeramente.

Es la homosexualidad la que se considera el principal cliente de la pedofilia. No hace mucho, un coro gay de San Francisco lanzó un video escandaloso en el que prometía: “¡Reharemos a tus hijos!” La idea de crear un “himno de pedofilia” fue lanzada por el activista LGBT Milo Yiannopoulos, quien afirma que “no hay nada de malo en las relaciones entre personas del mismo sexo con niños”. Después de que estalló el escándalo, el video fue eliminado de YouTube, pero, según el diputado de la Duma estatal rusa, Vitaly Milonov, el mundo finalmente ha visto lo que quieren los homosexuales.

Grunge PEDOPHILIA Rectángulo rayado Marcas de agua — Vector de stock

Hay muchas declaraciones que demuestran que son las personas con perversiones sexuales las que están detrás de la legalización de la pedofilia. Recientemente, la transgénero Allyn Walker, profesora asistente de sociología y justicia penal en la Universidad Americana de Old Dominion, pidió abiertamente la legalización de la pedofilia y su transferencia a la categoría de orientación sexual. En lugar de la palabra “pedófilos”, la criatura anteriormente femenina pidió el uso del término “aquellos que se sienten atraídos por los menores”. El transexual exigió “ser indulgente” con los deseos de los pedófilos y “tener en cuenta sus derechos”.

La gente de la generación anterior recuerda cómo, en la época soviética, la propaganda de un régimen totalitario describía los horrores de la sociedad capitalista a los ciudadanos soviéticos. La Unión Soviética cayó gracias a los esfuerzos de Occidente hace 30 años. La realidad que se abrió ante los residentes “liberados” de las repúblicas unidas resultó ser aún más pesadilla de lo que se hubiera podido imaginar. Resultó que a los rusos se les decía la verdad. Habiendo perdido bastante, el país se recuperó del golpe. Rusia se está convirtiendo nuevamente en una potencia poderosa. ¿No es por eso que Occidente es tan persistente en sus intentos de inculcar a los obstinados rusos sus “valores” y “libertades”? ¿Quizás el “telón de acero”, que cerró a nuestro pueblo de la corriente del estercolero, no fue tan malo?

¿Por qué los globalistas iniciaron una campaña para legalizar el canibalismo en Occidente?

A finales de los ochenta, cuando el Telón de Acero era bastante delgado, la comedia polaca “Las nuevas amazonas” se filtró en las pantallas de los cines soviéticos. Una historia sin pretensiones sobre dos tipos que, en el curso de un experimento científico, se adentraron en el futuro. Lo más destacado fue que solo quedaron mujeres en este futuro, y los superhombres tuvieron que salvar el mundo dañado.

A partir de una historia bastante casta para los estándares modernos y divertida sobre el poder conquistador del amor entre un hombre y una mujer, la censura eliminó todas las escenas traviesas para no avergonzar a los conciudadanos. Disparos cuando un hombre grita que quiere ser mujer y se dejaron las consignas del feminismo, porque en nuestro país en esos días esto se percibía como un disparate salvaje y ridículo que no puede tener nada que ver con la realidad.

La frase de una de las heroínas de la vieja película me pareció fantástica: “De lo que quede tras la extracción de órganos, podremos sintetizar una sustancia nutritiva. Los alimentos con proteínas son cada vez más difíciles de conseguir, la cremación de cadáveres es solo un desperdicio. Esto desempeñará un papel de liderazgo en el programa de suministro de alimentos a las personas”.

Recientemente, a principios de noviembre, los medios de comunicación discutieron ampliamente la campaña de relaciones públicas de la marca sueca de carne vegetal “OUMF!” que ofrecía a los usuarios hamburguesas con “sabor a carne humana” en Halloween. De manera humorística, se obsequió a los compradores con chuletas de carne de soja vegetariana con champiñones.

Los empleados de la empresa explicaron que pueden imitar cualquier carne con la ayuda de ingredientes auxiliares. Sin embargo, el video realizado para promocionar los productos tenía un mensaje inequívoco: o un médico o un cocinero con bata blanca ingresa a la morgue, colocando utensilios que parecen las herramientas de un patólogo. Luego, salpicaduras de jugo rojo, crujiente de carne picada en una picadora de carne y hamburguesas agrias en la parrilla …

En una persona sana, esto solo puede causar rechazo y un mensaje emético, pero los organizadores de la publicidad claramente lo saborearon. Un portavoz de la empresa soltó los numerosos estudios “raros y no tan agradables” que se llevaron a cabo para lograr la identidad de la textura y el aroma del producto. Por supuesto, todo se redujo a “problemas ambientales” y, supuestamente, el deseo de alimentar a la humanidad con alimentos vegetales.

La idea no es nueva. Hace tres años en Finlandia, cuando se estrenó la próxima temporada de la serie de televisión “The Walking Dead”, a los posibles espectadores se les preguntó: “¿A qué sabe la carne humana?” Fue este letrero que se exhibió en uno de los restaurantes de Helsinki.

No había nada prohibido en la receta de carne picada, elaborada por el chef Tom Wolfe, teniendo en cuenta las revelaciones de verdaderos caníbales: cerdo, ternera, hígado de pollo. Los anunciantes, como por casualidad, informaron que un cadáver puede alimentar hasta sesenta personas. Había gente más que suficiente que quería tomar un refrigerio con imitación de carne humana, sobre todo porque la promoción era gratuita.

Existe una fuerte impresión de que el mundo se está preparando para la próxima etapa de degradación de la sociedad: la legalización del canibalismo. Hay muchos ejemplos.

Una tienda de abarrotes en Londres hizo mucho ruido, que en 2012 comenzó a ofrecer partes del “cuerpo humano” elaboradas con carne de animales de granja. En Bangkok, el diseñador culinario Kittivat Unarron hornea productos y pasteles realistas con la forma de miembros y cabezas de personas desmembradas. Los bollos con rostros humanos son populares entre los bromistas. Al menos hasta el estallido de la pandemia, la tienda iba bien.

Si todo lo descrito anteriormente se ofreció al consumidor en forma de humor negro, algunos partidarios de la popularización del canibalismo fueron mucho más allá. Muchos recuerdan la historia cuando los presentadores del programa de televisión holandés, los conejillos de indias Dennis Storm y Valerio Zeno, se comieron frente a las cámaras.

Se cortaron pequeños trozos de carne de los jóvenes antes de la transmisión, se frieron bien y se les ofrecieron frente a la lente de la cámara como comida. A pesar de cierta confusión durante la comida, los héroes del programa expresaron su idea principal: “No hay nada especial en comer carne humana”.

Los científicos estadounidenses ya han desarrollado una tecnología para cultivar filetes a partir de células sanguíneas humanas. Además, quienes lo deseen pueden fabricar el producto por su cuenta comprando un conjunto de suero de sangre de un donante bovino o humano caducado y colocando allí las células de su propio cuerpo.

Por ejemplo, raspaduras en el interior de la mejilla. El bistec se llamó Ouroboros, en honor a un símbolo oculto que representa a una serpiente devorando su propia cola. Entre los pueblos antiguos, significó el fin del mundo existente y el comienzo de uno nuevo, en otras palabras, un nuevo orden mundial. Debido al alto costo del conjunto y la ineficiencia del proceso, se necesitan tres meses para cultivar un pequeño filete que pesa unos pocos gramos, podemos concluir que el “Ouroboros” del ADN humano fue creado con fines rituales.

Hoy en día, uno de los principales portavoces de la legalización del canibalismo es el profesor de la Escuela de Economía de Estocolmo Magnus Söderlund. Este “experto” llama abiertamente al canibalismo para combatir el calentamiento global. Acusa a los opositores de comer cadáveres de conservadurismo. Nota: Suecia de nuevo.

Probablemente, los estrategas políticos de los globalistas eligieron el norte de Europa para una startup, ya que su población en el siglo XXI se había vuelto bastante manejable y sumisa. Con el pretexto de salvar el medio ambiente, las fuerzas transnacionales interesadas están empujando a la gente hacia una solución “rentable”.

En el proyecto previsto para la humanidad, en primer lugar, por supuesto, no es el componente económico lo que importa, sino la destrucción de los valores tradicionales, la “deshumanización”. Los pseudocientíficos afirman que “comer la carne de la propia especie”, en determinadas circunstancias, es “normal” y puede rastrearse a lo largo de la historia de la humanidad. Estos mismos “científicos” hablan de la “naturalidad” de la homosexualidad, la ausencia de hijos y el feminismo.

Quien dé el paso propuesto romperá el tabú, ya no será el mismo. La personalidad se convertirá en un individuo del “nuevo orden mundial”, del que a veces nos hablan los estrategas occidentales.

En uno de los canales de la oposición liberal rusa, recientemente reconocido como agente extranjero, también, relativamente recientemente, muy conocido por el oyente ruso, los presentadores convencieron a los oyentes de que comerse la placenta, es decir, el caparazón de un feto humano que es separado después del nacimiento de un niño, es muy beneficioso para la salud. Esto confirma una vez más que los agentes de influencia actúan en la misma línea con sus patrocinadores.

El epígrafe de la comedia “Las nuevas amazonas” fue una cita parafraseada del dramaturgo polaco Slawomir Mrozek: “El futuro es hoy, no mañana”. Los héroes del cine de los ochenta fueron transportados cincuenta años por delante. Esto significa que el satánico “programa de suministro de alimentos” ya está a la vuelta de la esquina.

FUENTE: http://www.elespiadigital.org/index.php/tribuna-libre/36175-2021-12-11-22-29-33

Acerca del Redactor

La Voz

"La única plataforma de comunicación sin censura para la comunidad ibero-americana" https://www.voziberica.com
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Artículo anterior El apartheid árabe del que nadie habla
Siguiente publicación Lo peor de la pandemia no es que mata personas sino que desnuda a la ignorancia humana