Yeshu ben Joseph (Jesús, hijo de José) denuncia intento de robo de identidad.

Lectura:2 Minutos, 15 Segundos

David Mandel

El abajo firmante, Yeshu ben Joseph (Jesús, hijo de José), nacido en Belén durante el reino del rey Herodes, me presento ante usted para denunciar que hoy (dos mil años después de mi nacimiento), he sido víctima de un intento de robo de identidad.

Un tal Mahmoud Abbas, que dice ser presidente de una entidad llamada “Autoridad Palestina”, ha enviado un mensaje público al mundo, en ocasión de mi cumpleaños, diciendo que soy “palestino”, y que los palestinos son seguidores míos y hacen todo lo que pueden para seguir mi ejemplo.

¡Imagínese, darme una falsa nacionalidad con la intención de difamar a mi pueblo!

Abbas debería saber que yo nací judío, viví como judío y se me dio muerte como judío. Todo esto está respaldado por documentos oficiales ampliamente conocidos por el mundo entero. Yo nací de padres judíos, (Mateo 1:24); fui circuncidado en el octavo día, (Lucas 1:21); hice bar mitzva, (Lucas 2:46); fui con frecuencia a la sinagoga, y prediqué en ellas, (por ejemplo, Lucas 4:16). Los Evangelios mencionan la palabra «sinagoga» 45 veces, y ni una sola vez la palabra «mezquita». También, cuando los romanos me crucifiquen, lo hicieron acusándome de ser «Rey de los Judíos» (Mateo 27:37), y no «Rey de los Palestinos».

Abbas, que posee un doctorado de la Universidad de Moscú por su tesis donde niega el Holocausto, debería saber que, durante mi paso por este mundo, el país se llamaba Judea, y 100 años después de mi muerte, el emperador hispano-romano, Adriano, para castigar a los judíos por su rebelión, cambió el nombre a Palestina, en memoria de los filisteos (los pueblos del mar), un pueblo que desde hacía siglos ya no existía, pues había sido asimilado por los judíos y los demás pueblos vecinos…

Abbas, como árabe, también debería conocer su propia historia: los árabes conquistaron Palestina en el año 638, seis siglos después de mi muerte. Y hasta el año 1964 (ya en el siglo XX) los árabes residentes en este país no empezaron a auto-identificarse como palestinos.

Respecto a que los palestinos hacen todo lo posible por seguir mi ejemplo, ¡por favor! Yo nunca acuchillé a nadie por la espalda, nunca tiré piedras a vehículos para hacerlos estrellar, nunca disparé cohetes contra los residentes en pueblos y ciudades para matar a civiles, nunca puse bombas en vehículos públicos, nunca aplaudí la muerte de inocentes ni lo celebré repartiendo caramelos.

No pido que se castigue a Abbas por sus mentiras y calumnias.

Al contrario, pido a Dios que lo perdone porque no sabe lo que dice.

Firmado:

Yeshu ben Joseph (Jesús, hijo de José), a 26 de diciembre de 2020

Acerca del Redactor

La Voz

"La única plataforma de comunicación sin censura para la comunidad ibero-americana" https://www.voziberica.com
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Artículo anterior La visión de los musulmanes “moderados” acerca de las mujeres
Siguiente publicación Crónica de un ejercicio de hipocresía –previamente anunciado y pactado- de un rey pasmado